miércoles, 14 de mayo de 2014

Expatriada en Miami

Dice el diccionario que expatriado es la persona que de forma temporal o permanente, reside en un país diferente del país en el que nació. 
Soy expatriada. Vivo fuera del país en el que nací y sí, es de forma temporal. O eso espero.

Algunos nos inventamos una vida, otros sólo continúan lo que ya habían empezado.
Al principio todo lo comparas con tú país, con tus costumbres: los horarios, las rutinas de los cachorros, las comidas, lo reservados que son los americanos para algunas cosas… Ya sabes que todo empieza de nuevo y a veces aparece el miedo a lo desconocido. Tienes que hacer amigos otra vez, tienes que conseguir que los cachorros se adapten lo antes posible, y esto no sabes si de verdad lo haces por ellos o por la pena que da que tengan nostalgia y echen de menos su vida anterior. Sentimientos algo enfrentados.
Y más allá de todo lo que ya sabes que va a pasar, también logras acostumbrarte a cosas que jamás habías imaginado que fueran a ser así, como los olores. Miami huele diferente, mezcla de humedad, mar y polución. Al principio me costaba, luego sólo lo notaba algunos días, ahora ha desaparecido.
La luz también es distinta, parece como si hubiesen bajado un poco la intensidad, como si una leve calima rebajara los colores. Aún soy capaz de notarlo.
La humedad: a veces podía llegar a ser insoportable. Huía de estar en la calle, buscaba los interiores con aire acondicionado, o me pasaba las tardes dentro de la piscina. Ahora soy capaz de leer un libro mientras los cachorros se bañan, a la sombra eso sí. O voy a buscarles al colegio andando a las 4 de la tarde. Vuelvo a casa como un pollo, pero ya no me importa.
El cielo por la noche: las estrellas son diferentes. Desde casa a penas se ven.
Las puestas de sol: será porque tengo la suerte de verlas a diario, pero reconozco que hemos visto algunas que jamás hubiese imaginado. El sol completamente rojo, cual bola de fuego, y en su reflejo en el mar los delfines paseando. Para quitarte el sombrero.


Poco a poco te vas sintiendo en casa, en tú otra casa. Los vecinos ya te conocen y la cajera del súper saluda a los cachorros por su nombre. Ya sabes atajos para llegar a los sitios y dónde te venden la mejor comida española. A pesar de ello sigue habiendo cosas nuevas todos los días, algún sitio que visitar o alguien a quien conocer. O simplemente, pararte a mirar a la gente que pasa por la calle. Miami es así, creo que nunca dejará de sorprenderme.







16 comentarios:

  1. Qué bonito te ha quedado! Yo tengo pendiente escribir sobre el tema expatrio pero cada vez que empiezo lo acabo borrando, no sé por qué. Haz muchas fotos de puestas de sol y sigue adaptandote así de rápido. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso… A mi también me costó.
      Gracias!

      Eliminar
  2. Yo también soy de las que hago un mapping de restaurantes lo primero cuando llego a un sitio... así me va! Que con la excusa de Celia tengo un tripón... jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un consuelo saber que hay sitios donde, aunque te dejes un pasta, puedes comer bien.
      A comerrrr!!!!!

      Eliminar
  3. Ayyy mamá curraaaa, qué identificada me sientoooo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muchos los que pasamos por esto… Un beso!

      Eliminar
  4. Currita hoy lo has bordao

    ResponderEliminar
  5. Algún día tienes que hablar del choque cultural... ¡¡¡ Habría material para una docena de post!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está pendiente, hay tantas cosas que contar...

      Eliminar
  6. Miami , cruce de caminos. .primero te atrae, luego la odias y terminas amandola. Es la novia que todos queremos.. otro expatriado ! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que estoy en el camino de empezar a amarla. Gracias por tú comentario!

      Eliminar
  7. Qué bonito Curra!!! ayyyyy aunque acabes acostumbrandote...qué dificil tiene que ser!!!

    Por fi, una fotillo de esas puestas de sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto ya está chupado!! Menos mal…
      Haré un post de puestas de sol, lo prometo.
      Beso!

      Eliminar
  8. Qué bonito! Yo estuve también un tiempo por USA pero de estudios (que es muy diferente que trabajar) y me gustó mucho. Pero la vida con una familia ya formada aparcarla y empezar de nuevo...buff es más complicado, al menos parece que lo llevas bastante bien, y lo que has descrito hace q nos transportes allí y viajemos al menos unos segundos! M ha encantado!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, me alegra mucho que te guste. Gracias! Beso!

      Eliminar